Secretos de mezcla: Volumen aparente

Radio-Wave-Cubase-Pro-Template

El secreto para lograr una buena mezcla, es conseguir que todos los instrumentos aparezcan por su volumen aparente, y no por su volumen real. ¿Cómo conseguir esto? Acá te daré algunos tips

El volumen aparente consiste en descifrar y esculpir un determinado sonido, para que sus frecuencias más características predominen por sobre las otras, y son precisamente estas las que hacen que destaque por si solo en una mezcla, sin necesariamente tener que ponerlo fuerte, o mejor dicho, forzadamente fuerte. De esta forma, podemos tener la voz presente en todo momento en la canción, entendiendo cada palabra, pero no necesariamente va a estar a un volumen objetivamente fuerte con respecto a los otros instrumentos, sino que destacará por si sola. A esto nos referimos con el término “Cut in the mix“, o en español, “Cortar en la mezcla“.

¿Qué frecuencias son las importantes?

Bueno, esto va a depender de muchos factores como: El timbre del instrumento que grabamos, qué micrófono se usó, qué preamplificador fue utilizado, etc.

Por ejemplo, una voz masculina que fue cantada suavemente, puede perfectamente cortar si acentuamos entre los 1.8khz-2.5khz, de esta forma crearemos una especia de “punta de iceberg” donde la voz se situará comodamente entre los instrumentos, y no sobre ellos. Sin embargo, una voz femenina en un coro potente probablemente tendrá las frecuencias más hirientes en ese mismo espectro, por lo que no existe una fórmula que funcione para todo; Sí la experiencia entre qué estamos grabando y con qué fue grabado nos servirá para tomar decisiones a futuro.

Otra manera de encontrar las frecuencias predominantes consiste en primero eliminar las frecuencias ofensivas, para darnos cuenta que lo que nos ha “quedado” es lo que realmente sirve, y a partir de eso podemos acentuar otras. Cabe mencionar que hacer que un instrumento “corte”, no es equivalente a por ejemplo, agregar 12k en una voz para darle aire. En ese sentido, ese tipo de ecualización tiene un fin mas estético, o de “adorno” por decirlo de alguna forma. Una voz más brillante no necesariamente va a cortar mejor, por lo que aun tendremos que forzadamente ponerla fuerte, pero sí, sonará brillante.


Sintetizadores e instrumentos virtuales

Imagino que muchas veces al mezclar una canción, tu cliente te pide repetitivamente que subas el volumen de cierto instrumento virtual, y por más que lo subas, nunca se escucha. ¿Cierto?
Esto se debe a dos razones:

  1. No hemos encontrado la frecuencia de corte en el instrumento, entonces por más que subamos su volumen, tanto el exceso de frecuencias ofensivas como la falta de frecuencias clave, contribuirá a que jamás podremos identificarlo correctamente.
  2. El timbre del instrumento que hemos elegido no fue el correcto para el arreglo musical. Hay veces donde algo perfectamente puede sonar fabuloso por si sólo, pero lo que no hemos tomado en cuenta es que debemos elegir el mejor timbre escuchando junto al resto de los otros instrumentos, así nos aseguraremos que se entenderá perfecto sin hacer prácticamente nada.

En muchos casos la opción 2 es la mejor solución, ya que por más que acentuemos frecuencias, estamos forzando  un timbre que conceptualmente no corta mucho en contexto.

Otro ejemplo común es el bajo, donde muchas veces tendremos una cantidad de frecuencias bajas adecuadas para la mezcla, sin embargo, no podemos identificar claramente el sonido de las cuerdas o qué notas están sonando. Una solución incorrecta sería levantar el volumen del bajo para escuchar más las cuerdas, pero finalmente lo que obtendremos será que nos sobrarán frecuencias bajas ya que originalmente estaba bien. Idealmente sería mejor acentuar las frecuencias claves para destacar el sonido de las cuerdas (1.5k en el caso de ser tocado con uñeta), y mágicamente tendremos el bajo a un volumen coherente, sin haber movido el fader del canal. Esto precisamente, es hacer que algo “corte”

Todo este concepto se puede aplicar a cualquier tipo de grabación, y te aseguro que tendrás mezclas mucho más definidas, nítidas y ordenadas.

Suerte!

Comentarios